24 abril 2015

David Peace: 1983


 

Con una brillante y sórdida exposición de los hechos, Peace nos traslada adelante y atrás en el tiempo, entre 1983 y los acontecimientos narrados en 1974, 1977 y 1980, y nos ofrece las respuestas a los interrogantes de estas novelas en una trama envuelta en un clima de desasosiego y soledad. Monólogos interiores, escritura entrecortada y diálogos sombríos reproducen los crímenes del Destripador de Yorkshire en un paisaje atormentado y sin futuro.


   Edita: Alba

17 abril 2015

Juan Madrid: Los hombres mojados no temen la lluvia

   


   Excelente novela esta de Juan Madrid, uno de los mejores escritores españoles de la actualidad. Ya Crónicas del Madrid oscuro me pareció un libro de relatos sobresaliente, de auténtico maestro, pero hacía mucho tiempo que no leía nada de este magnífico contador de historias al que se considera uno de los padres de la novela negra española. Son muchas obras publicadas, entre las que destacan las dedicadas a Toni Romano, personaje esencial en la trayectoria literaria de Juan Madrid. Hay por ahí un premio de literatura juvenil e incursiones en la narrativa para jóvenes nada desdeñable. Y muchos años de oficio, que le han servido para pulir defectos, eliminar mímesis y aventurarse donde otros no han llegado o no pueden llegar. Es el caso de Los hombres mojados no temen la lluvia, una novela de fácil lectura y amplio mundo interior, que muestra casi tanto como oculta, muy satisfactoriamente, muy equilibradamente, muy enigmáticamente. 
   Juan Madrid es uno de los mejores escritores de aquí y ahora gracias a una poderosa prosa sin adiposidades, muy inteligente y sabia, muy efectiva y muy bien dotada para la novela, heredera de las mejores virtudes barojianas, también de las mejores enseñanzas de Isaac Babel: opera por sustracción, eliminando cuanto sobra y buscando la síntesis que no es debida a la escasez ni a la falta de recursos, sino a la convicción sólida en que con menos se puede decir más y mejor. Para que cuaje, se necesita a un escritor con una mirada limpia y que precise en dos frases una emoción y fije un escenario. A un escritor que identifique claridad con verdad. Y Juan Madrid posee las capacidades necesarias para afrontar el reto y salir del empeño con la más alta valoración: la que solo poseen los maestros. 
   Y magistral es también cómo ha movido los hilos de la trama, cómo ha utilizado el pasado de los personajes y sus recuerdos, cómo le ha asignado al narrador fragmentos que van dándole peso a la historia y la apartan momentáneamente de la trama criminal enriqueciéndola con pasajes en los que la madre, ante todo, y los cuidados de la aya conforman una segunda trama plena de sentimiento y de una pureza enaltecedora muy poco habitual en la novela negra. Sin dudar se mueve en ámbitos poco usuales para el autor de noirs nuestro admirado autor y hace que cuaje una obra grande, apta para varias lecturas y para la recapitulación final que viene con tres apéndices en los que queda constancia de que en la literatura de ahora hay pocos escritores tan comprometidos, tan valientes, tan capaces como Juan Madrid, nuestro Baroja del siglo XXI, una referencia ya y sin ninguna duda.

16 abril 2015

Javier Zuloaga: Librería Libertad





   Librería Libertad es una historia de intriga ambientada en el Raval de Barcelona, en la que confluyen cuatro personajes que, por la lógica de sus biografías, nunca deberían haberse conocido: Ryan, un camello que, después de años de cárcel, se gana la vida como mimo en la Rambla; Dídac, un sacerdote que decide colgar los hábitos y tirar su alzacuellos por la ventana; Jordi, policía durante solo un día que creció confundido por el rencor familiar; y Laia, hija de la alta burguesía barcelonesa, que vive entregada a la causa antisistema y conspira para boicotear la cumbre de Barcelona. 
   Javier Zuloaga ha escrito una novela coral sobre la Barcelona de nuestros días, por la que transitan también personajes del pasado, como Encarna, la Miliciana, que nos lleva hasta el Raval de la Guerra Civil y los años de la inmediata posguerra. Librería Libertad es un retrato divertido y en ocasiones desgarrado de los héroes de ayer y los ingenuos de hoy.

12 abril 2015

David Peace: 1977






    Dos personajes, dos supervivientes de la primera novela del Red Riding Quartet se encuentran en la segunda: el periodista Jack Whitehead, que lleva bebiendo unos cuarenta años y que, tras unos años de depresión y retiro, se reincorpora a las páginas de sucesos del Yorkshire Post; y el sargento Bob Fraser, a quienes sus compañeros llaman «Don Limpio» a pesar de que les consta que no es fiel a su mujer y que no se arredra en los brutales interrogatorios. A ambos les une la investigación de una serie de atroces asesinatos de prostitutas, obra de un nuevo «Jack el Destripador» al que tal vez se le estén atribuyendo más crímenes de los que ha cometido. Al periodista y al policía les une también un amor secreto, trágico, por las prostitutas.


   Edita: Alba

10 abril 2015

Alejo Carpentier: Cuentos y otras narraciones





   La presente edición recoge textos de diferentes épocas y variadas procedencias que nunca, hasta hoy, habían sido reunidos en un solo volumen. Además de «Los fugitivos», «Oficio de tinieblas» y Guerra del tiempo, se incluyen narraciones que pertenecen a los inicios literarios de Alejo Carpentier. Otros tres cuentos, «El cruzado», «La mano belluda» y «El milagro», ven la luz por primera vez y son vitales para tener una idea más concreta de los primeros pasos literarios del escritor. Además de estas novedades, se incluye la traducción que Rafael Rodríguez Beltrán realizó de otro cuento apa-recido en una maleta perdida y que durante un tiempo se pensó que era simplemente otra versión de «Historia de lunas».


   Edita: Akal

09 abril 2015

Javier Zuloaga: El caso Ruglons





   El caso Ruglons es una novela negra -ambientada en Barcelona- con toques clásicos de la narrativa histórica. 
   Maruja Sanz es una muchacha de origen humilde, procedente de Valgonzález, una pequeña localidad castellana cercana a Segovia. A finales de la década de 1960, decide que quiere dejar atrás sus orígenes y el tipo de vida que han tenido sus progenitores. Quiere pertenecer a un mundo distinto, que supone que es mucho mejor, y ascender de nivel social. De este modo, abandona el pueblo para ir a estudiar Derecho a Madrid. Allí conoce a Jordi Ruglons, «el Catalán», un joven barcelonés de buena familia, hijo de un notario, a quien pronto seducirá y del cual se quedará embarazada, con engaño, para lograr así contraer matrimonio con él y alcanzar sus sueños de ascenso social y económico. Aunque su hijo no llega a nacer, el matrimonio sigue unido. Jordi empieza una vida alejada de sus padres y pasa a vivir a espaldas de su mujer, que decide cambiar su nombre por el de Mireia como símbolo de su nuevo estatus. A partir de ese momento, Jordi se dedica a enriquecerse mediante el fraude fiscal, solucionando los asuntos económicos de sus clientes, y ambos se convierten en una pareja acomodada, falsa y de relación estrictamente social, inmersa en el mundo de las apariencias sin remedio.
   Sutil y con sorprendentes giros narrativos, El caso Ruglons es un interesante análisis sobre la identidad y las clases sociales, así como una intrigante novela en la que el autor juega hábilmente con los claros y oscuros del alma humana. 

05 abril 2015

David Peace: 1980

 


   Diciembre de 1980. El Destripador ha matado ya a trece mujeres. Ante la inefectividad de la policía de West Yorkshire, el Ministerio del Interior crea una superbrigada para asesorarla, pero en realidad también para vigilarla. Peter Hunter, comisario jefe del Gran Manchester, es enviado a Leeds al frente de un nuevo equipo de investigadores. No puede decirse que reciban una cordial bienvenida. Hunter ya había estado en West Yorkshire en dos ocasiones, para esclarecer –sin éxito– algunos casos en los que estaban involucrados algunos miembros de la policía. La matanza del pub Strafford (1974) y la red de pornografía y corrupción policial de Bradford (1977) reaparecen aquí extrañamente conectadas con los asesinatos del Destripador… y son causa de nuevos y horrendos crímenes. 1980 confirma el pulso y la originalidad narrativa de David Peace. Esta tercera novela del Red Riding Quartet prosigue su búsqueda a través de una trama infernal cada vez más peligrosamente próxima a su resolución. 


   Edita: Alba

02 abril 2015

Miguel Sanfeliu: Parece que cicatriza



   ¿En qué momento de la vida de Roberto Ponce el futuro pasa de manifestarse con todas sus posibilidades a mostrarse cada vez menos lejano y más inamovible?


   Roberto dispone de un año para intentar convertir en realidad su sueño de ser escritor. Conoce a dos personajes que serán como las dos caras de una misma moneda. Un pintor que malvive con sus obras y que se niega a dedicarse a ninguna otra cosa y un cantautor que no dudará en prostituir sus principios a cambio del éxito. También conocerá a una mujer que casi lo arruinará. Y se emborrachará como todo escritor bohemio que se precie.


   ¿Qué quedará de aquel Roberto Ponce veinte años después?


   Parece que cicatriza habla de esos sueños que nos negamos a abandonar y que, de algún modo, son los que terminan dando sentido a nuestra existencia.


   Edita: Talentura

27 marzo 2015

Francisco González Ledesma: Méndez




   ¿Acaso es necesario presentar a Méndez?
   El viejo inspector Ricardo Méndez, hijo de los barrios bajos de Barcelona, eterno principiante que cree más en la verdad de las calles que en la de los tribunales, y que deja escapar a más delincuentes de los que consigue detener. Fracasado, olvidado y tronado, devorador de libros, arrastrando entre coñac y coñac la nostalgia de su antiguo mundo, encandilado por el recuerdo de las mujeres que ya no puede amar. Desengañado, sarcástico, solitario y solidario, rebelde, compasivo y tan humano. Simplemente Méndez. ¿Acaso no se merecía un libro para sí solo?
Helo aquí caminando por las soledades y miserias de su ciudad, cazador de sueños perdidos y de heridas ocultas, al acecho de la tragicomedia escondida en las esquinas, con su mirada de vieja serpiente capaz de sondear las tardes muertas de una vida, los resortes íntimos de los delitos, la cara oculta de los poderosos y la historia enterrada en la casa de una madame.
Un recorrido por el mundo de Méndez en veintidós historias inéditas de Francisco González Ledesma. Veintidós destellos de humor y virtuosismo, melancolía e ironía, veintidós joyas negras esculpidas por el gran maestro de la novela policíaca española.


   Edita: Almuzara

24 marzo 2015

Jack London: La invasión y otros terrorismos

   


   El conjunto de relatos de La invasión y otros terrorismos reúne una muestra relevante de la literatura que ha hecho de Jack London uno de los mejores narradores norteamericanos del siglo XX. Es difícil no asombrarse con el espléndido relato de política-ficción de “La invasión” (publicado por primera vez en 1910), en el que London predice no solo la explosión demográfica de China sino la guerra bioquímica, hechos que la historia se ha encargado de hacer realidad. O no estremecerse con la que frialdad con que el ladrón de pieles Subienkow burla el brutal destino que Makamuk le tiene reservado en el relato “Cara Caída”. Como imposible dejar a medias el relato “Los hijos de Midas”, que relata el terrible —y elegante— chantaje con el que una implacable organización secreta lleva una peculiar y efectiva lucha de clases hasta las últimas consecuencias. Y así podríamos hablar de todos y cada uno de los seis relatos, y la interesante autobiografía, que configuran este volumen.

   El lector que aún tenga la suerte de no conocer a Jack London tiene la gran oportunidad de entregarse a su literatura en este libro. Que no se espante el lector que teme a los clásicos o considera obsoleta la obra de Jack London, pues sigue perfectamente viva, tanto, que no descartamos que el lector se estremezca de placer ante el ingenio y la capacidad de anticipación de estos relatos.

   La vida de Jack London (1876-1916) es la historia de una obstinación en la literatura y la supervivencia. Su niñez y juventud están repleta de devaneos y aventuras: en la granja californiana donde trabajó de peón encontró la irrefrenable pasión por los libros y el aprendizaje, y a los once años, tras abandonar la granja, devoró la biblioteca pública de Oakland. La supervivencia le llevó a ser contrabandista, pescador clandestino, luego ¡se enroló en la policía marítima!, marino, carbonero, vagabundo, buscador de oro… Hubo un momento, tras visitar los congestionados centros industriales de Oriente, en que London se dio cuenta que el trabajo no libera de nada. “Desde entonces”, dice London, “he trabajado siempre para librarme del trabajo.” Así Jack London da rienda suelta a sus deseos de convertirse en un gran escritor. En 1900, con veinticuatro años de edad publica su primera novela, y lo que sigue es historia y mito: London escribe más de cincuenta libros, y se convierte en el escritor norteamericano más popular del siglo XX.


   Edita: Laertes

21 marzo 2015

Don DeLillo: La Estrella de Ratner

   


   Una señal de radio procedente de un astro lejano, la estrella Ratner,  ha llegado   a
la Tierra. Todo indica que se trata de un mensaje enviado por una inteligencia extraterrestre.
   En un lugar secreto de Asia central, los mejores científicos de todo el mundo han fracasado en sus intentos de descifrarlo. La única esperanza es Billy Twillig, un joven matemático del Bronx que con sólo catorce años ya ha sido galardonado con el Premio Nobel. El genio inocente de Billy se encuentra pronto enfrentado a los desvaríos de una comunidad de académicos lunáticos que compiten entre sí para resolver el enigma del universo. De este viaje al centro del cerebro y sus ficciones a bordo de una peligrosa nave de locos, nadie regresará siendo el mismo.





   Edita: Seix Barral

20 marzo 2015

Alberto Mussa: El misterio de la Casa de los Trueques

   



   Río de Janeiro, 1913. En una histórica mansión, que el médico polaco Miroslav Zmuda utiliza como clínica, se produce un sangriento y aparentemente inexplicable asesinato: hallan al Secretario de la Presidencia de la República estrangulado, atado a una cama y con los ojos vendados. Solo un pequeño círculo de iniciados sabe que detrás de la fachada del centro médico se esconde el mejor prostíbulo de la ciudad, «La Casa de los Trueques»: hombres, mujeres, parejas, todos encuentran en las habitaciones del doctor Zmuda lo que mejor se adapta a sus necesidades. Un secreto templo de la transgresión, donde todo es posible, siempre bajo la atenta mirada del doctor Zmuda, sexólogo avant la lettre y dedicado a estudiar las relaciones sexuales de sus «clientes». La investigación del protagonista, el perito de la Policía Sebastião Baeta, conducirá al lector —a través de los misterios de Río de Janeiro, de los ritos de la capoeira, el modo de vida de origen africano, y de los escándalos lujuriosos de la historia de un Brasil desconocido— hacia un final del caso totalmente inesperado.
Una auténtica revelación de la literatura brasileña, obra multipremiada, que es a la vez una novela negra, un relato erótico y una «guía» histórica del Río de Janeiro más sexual.

   «Los policías tradicionales, que pertenecían a otra generación, compartían el vicio de creer que los crímenes eran obras literarias: seguían buscando la coherencia psicológica aun cuando las evidencias objetivas, establecidas científicamente, señalaran en otra dirección…



16 marzo 2015

David Peace: 1974





   «La autopsia tras la muerte de la niña de diez años Clare Kemplay ha revelado que fue torturada, violada y estrangulada. La policía de West Yorkshire retiene los detalles exactos de las lesiones, pero el inspector jefe George Oldman, en una rueda de prensa ofrecida hoy a primera hora, calificaba la extrema crueldad del asesinato de “difícil de concebir”.» 1974, West Yorkshire, se acerca la Navidad. Eddie Dunford, corresponsal de sucesos del Evening Post, empieza a tener firma en la cabecera del periódico. La desaparición de una niña de diez años –cuyo cadáver aparece en un solar en construcción, con unas alas de cisne cosidas a la espalda– es su primer gran reto profesional. El periodista recuerda antiguos casos sin resolver de niñas desaparecidas y encuentra un vínculo entre los crímenes. Turbios manejos inmobiliarios, concejales sobornados y policías corruptos se interpondrán en su investigación… David Peace, en su serie de cuatro novelas Red Riding (de la que 1974 es la primera), «ha hecho por la región de West Yorkshire lo que Raymond Chandler y James Ellroy hicieron por Los Ángeles» (Yorkshire Post). Una narración vertiginosa, violenta, atroz, en la que se combinan datos históricos e imágenes mentales, presente y recuerdos, realidad y sueño. Un autor que se ha convertido en un nuevo clásico, el más prestigioso de la novela negra de hoy.


   Edita: Alba

14 marzo 2015

Léo Malet: Calle de la Estación, 120

   


   Entretenida y bien escrita novela negra de un maestro francés poco leído en nuestro país y que trae del olvido la editorial Libros del Asteroide con tres recuperaciones interesantes, esta novela y dos más que no son un puro pasatiempos ni una pesarosa vuelta a lo mismo, ya que Malet era un escritor con ingenio y con las ideas claras: un anarquista que juntaba a su detective privado Nestor Burma con la policía pero solo para llegar al fondo de la investigación y valiéndose más de los funcionarios del orden que dejándose llevar por ellos, sana y alegre visión que hace de esta novelita breve y muy bien urdida un soplo de aire fresco en esta época de inspectores y detectives de homicidios tan poco creíbles, tan poco realistas. 
   Publicada en 1942, Calle de la Estación, 120 aún tiene demasiado apego a la resolución del caso mediante la capacidad deductiva casi sobrehumana de su protagonista, abusa de las casualidades y apunta a un final no muy sorprendente, pero tiene en su haber una prosa muy bien adjetivada que ya quisieran muchos autores de la actualidad, un ritmo rápido y nunca impostado, una acción y una ambientación -dos ciudades, una estación de tren, un villorrio, casas abandonadas- verosímiles e intrigantes y un personaje que nace en este libro con una fuerza tal que no es de extrañar que le durase al autor durante otros treinta  y dos títulos más. No sé por qué, me imagino a Malet como a un Baroja cautivado por la novela negra y dispuesto a dar su opinión sobre unas cuantas cosas de las que estaba muy bien enterado. Con ánimo festivo he leído quizá por eso esta estimable novela. 

12 marzo 2015

Manuel Delgado: El espacio público como ideología





   Si urbanistas, arquitectos y diseñadores pueden concebir el espacio público como un vacío entre construcciones que hay que llenar de forma adecuada a los objetivos de promotores y autoridades, es decir, como un complemento para operaciones urbanísticas, existe otro discurso en el que este concepto se entiende como la realización de un valor ideológico. El espacio público es entonces el lugar en el que se materializan diversas categorías abstractas como democracia, ciudadanía,convivencia, civismo, consenso, etc, y por el que se desearía ver transitar a una ordenada masa de seres libres e iguales que emplean ese espacio para ir y venir de trabajar o de consumir y que, en sus ratos libres, pasean despreocupados por un paraíso de cortesía. Sin embargo, como afirma Manuel Delgado al analizar ese sueño de un espacio público hecho de diálogo y concordia, éste se derrumba en cuanto aparecen los signos externos de una sociedad cuya materia prima es la desigualdad y el fracaso. 


10 marzo 2015

Andreu Martín: Cómo escribo novela policíaca




   Cómo escribo novela policíaca de Andreu Martín empieza como unas memorias, como si el autor, después de escribir tantas novelas policíacas, hubiese decidido pararse a reflexionar sobre su trabajo. Pero a las pocas páginas lo que leemos es un ensayo muy completo sobre los secretos del género. Un repaso a su historia, a sus protagonistas, a sus trampas y al modo en que se debe escribir una novela negra. Una excelente guía de escritura para cualquier autor que quiera aprender de este experto novelista, para los lectores que quieran acercarse a su obra, o para los críticos que busquen profundizar en las claves del género desde una fuente muy directa.
   El concepto de juego es esencial para entender mi obra. Andreu Martín
   La obra de Andreu Martín crea adicción. Juan Miguel López Merino


    Edita: Alba